Vinos de Cariñena

La DO Cariñena se asienta en Aragón sobre una zona con una gran tradición en la elaboración del vino. En el siglo III a.c, los habitantes de Carae, la antigua villa romana precursora de Cariñena, ya plantaban y producían vinos en el lugar. Más tarde, tras la caída del imperio romano, los monasterios del lugar continuaron la actividad evolucionando su cultivo. Símbolo de la rica historia vinícola de Cariñena fue la construcción a finales del siglo XIX del ferrocarril Zaragoza-Cariñena que tenía por objetivo mejorar el transporte y comercialización del vino producido en Cariñena.

El vino de cariñena está reconocido como Denominación de Origen Protegida. Su zona de producción se constituyó en el año 1933, convirtiéndose en la primera denominación de origen de la Comunidad Autónoma de Aragón y una de las más antiguas de España.

Índice de Contenidos

Clima y suelo

El clima de la Denominación de Origen Cariñena es continental, apropiado para el desarrollo de las uvas y la elaboración del vino. Este clima está caracterizado por presentar enormes cambios térmicos tanto por el día como por la noche. En los meses previos a la vendimia, en Cariñena al igual que el resto de Aragón, durante el verano la temperatura puede inclusive llegar a los 40ºC, mientras que en el invierno se alcanzan temperaturas mínimas que oscilan entre -5 ºC a -8 ºC. Otra cualidad que califica a las condiciones atmosféricas de esta D.O.P es el cierzo, un viento frío y seco que se origina en la región española de Aragón.

El clima en Cariñena es muy propicio para la elaboración de grandes vinos gracias a sus grandes diferencias térmicas entre estaciones

Los suelos parten desde los 400 m.s.n.m (metros sobre el nivel del mar) y se alzan hacia el sur de Aragón consiguiendo alturas de hasta 800 metros. El terreno de la DO Cariñena está compuesto de caliza rojiza encima de capas de roca suelta con exceso de carbonato de calcio. En algunos sitios de la zona de producción también hay presencia de arcilla y pizarra.

 

Zona de producción

En el interior de Aragón, la zona de producción de Cariñena se ubica en el Valle del Ebro con una superficie de superior a las 14.000 hectáreas. Este terreno está distribuido entre los municipios de Aladrén, Almonacid de la Sierra, Cariñena, Encinacorba, Villanueva de Huerva, Longares, Muel, Tosos, Mezalocha, Aguarón, Cosuenda, Paniza, Alfamén y Alpartir. La ubicación de los Vinos de Cariñena es inmejorable para su distribución, puesto que se localiza dentro de Aragón a 42 kilómetros del sur de Zaragoza y a 290 y 360 kilómetros de Madrid y Barcelona respectivamente.

Son aproximadamente 1.540 los viticultores adscritos a la DO Cariñena, personas que se dedican de manera directa al cultivo de la vid. Sumando esta actividad a la desarrollada por las bodegas encargadas de elaboración del vino, se puede decir que la DO Cariñena supone un motor económico muy importante en la economía de la comarca y con peso específico en la provincia de Zaragoza.

Entorno de tradición vinícola sobre la planicie aragonesa, extensas plantaciones vides a lo largo del valle del Ebro aragonés

Bodegas

Muchas de las bodegas de la DO Cariñena, al igual que gran parte de las bodegas de Aragón, han apostado fuertemente por una modernización de sus instalaciones para mejorar la calidad del vino que elaboran.

Esta modernización ha implicado la incorporación de innovaciones tecnológicas en el proceso de obtención del vino mediante nuevo equipamiento y maquinaria, como las bombas peristálticas que evitan la rotura de la uva. También se han realizado cambios en el proceso de recolección, como la aplicación de la vendimia nocturna para variedades como la Garnacha y Moscatel. Este tipo de vendimia permite recolectar y mantener la uva a una baja temperatura consiguiendo un mejor control de los procesos enzimáticos de fermentación del vino.

En cuanto a su volumen de producción se pueden encontrar bodegas de muy diversos tamaños, algunas de estas bodegas cuentan con viñedos que superan las 200 hectáreas y cultivan diferentes variedades de uva para lograr una mayor variedad de vino. En relación al tipo de uva por norma general en las bodegas de Cariñena suele prevalecer la Garnacha, no obstante también se encuentran muchos viñedos de Macabeo, Tempranillo, Merlot, Cabernet, Chardonnay y Syrah.

De las 35 bodegas inscritas en esta DOP Cariñena, se pueden destacar algunas como por ejemplo las Bodegas Prinur que ha realizado una fuerte apuesta por el enoturismo construyendo un hotel, el hotel del vino, enfocado satisfacer este tipo de turismo. Este hotel del vino permite al visitante catar el vino de la zona, acompañado de los mejores maridajes gastronómicos de la cocina aragonesa. Se recomienda también al turista realizar una ruta gastronómica por el núcleo urbano de Cariñena, donde puede disfrutar de las excelentes tapas de sus bares y restaurante mientras continúa experimentando con los maridajes del gran vino de Cariñena

Siguiendo con el enoturismo, bodegas Prinur también organizan visitas guiadas a sus instalaciones. Otras bodegas que se pueden visitar, si se opta por realizar una ruta del vino por Cariñena, es la bodega de los grandes vinos y viñedos, la bodega solar de Urbezo y el Pago de Ayles. Como curiosidad, también es interesante añadir a la ruta del vino por Cariñena, la visita a las bodegas de San Valero y Gran Ducay, localizada en la ciudad de Cariñena producen cava además de vinos de alta calidad.

Variedades de uva cultivadas

En esta D.O.P se cultivan diversas variedades de uva, controladas por los estatutos del consejo regulador. Por un lado se encuentran las tintas (Garnacha, Tempranillo, Mazuelo o Cariñena, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Juan Ibáñez, Vidadillo y Monastrell), y por el otro se hallan las blancas (Moscatel Alejandría, Macabeo, Chardonnay, Parellada y Garnacha blanca). Resaltar la importancia de la uva tinta Cariñena, con mismo nombre que la ciudad y denominación de origen. Esta uva de origen español, ha tenido una gran expansión mundial, llegando a ser la más extendida en Francia con más de 160.000 hectáreas plantadas, durante buena parte del siglo XX.

Dentro de todo ese conjunto de variedades de uva, la planta que más comúnmente se planta es Garnacha Tinta, siendo un 55% el total de su cultivo. La Garnacha Tinta se usa para la fabricación de vino tinto y rosados. En segundo lugar la uva más empleada es la Tempranillo, seguida de la Mazuelo que es plantada aproximadamente en un 15%. Para la elaboración de los vinos blancos, la variedad que más se utiliza y con mayor repetición es la Viura, empleándose aproximadamente en un 20% de la producción anual.

Viñedos de variedades Mazuelo o cariñena, Garnacha y tempranillo en la denominación de origen de Cariñena

A su vez, diferentes productores están experimentando con variedades extranjeras como la Parellada y Chardonnay, expandiendo significativamente la variedad de vinos hechos en las últimas décadas. Actualmente casi todas las vides se plantan en espaldera, con tres metros de distancia entre filas y con una concentración de vides que ronda entre las 1.500 y 3.000 por hectárea. Las cosechas suelen darse generalmente durante el mes de septiembre.

 

Tipos de vino elaborados

Los tintos, rosados y blancos son las clases de vino que protege la Denominación de Origen Cariñena. Además, también se encuentran vinos de licor, vinos naturalmente dulces, vinos de aguja y vinos espumosos. Dentro de los tipos de variedades vinos tintos, rosados y blancos podrán producirse, siguiendo los requisitos que cada caso indique, los subtipos de vino nombrados a continuación:

Vinos de diferentes tipos y variedades de la DO Cariñena, vinos tintos, reservas, crianzas

  • Vinos blancos de maceración carbónica: el encubado es con uvas enteras, sin partirse, estando en un entorno con abundante dióxido de carbono mientras se da la fermentación intracelular. Luego, prosigue el despalillado, estrujado y macerado, o en su defecto el prensado directo, continuando la fermentación del alcohol a una temperatura vigilada que no sobrepase los 25°C hasta que logre una densidad (20/20) no mayor a 1,080.
  • Vinos tintos de maceración carbónica: el encubado es con uvas enteras, sin partirse, estando en un entorno con abundante dióxido de carbono mientras se da la fermentación intracelular. Luego, prosigue el despalillado, estrujado y macerado, o en su defecto el prensado directo, continuando la fermentación del alcohol a una temperatura vigilada que no sobrepase los 25°C hasta que logre una densidad (20/20) no mayor a 1,060.
  • Vinos semisecos, semidulces y dulces: estos tres tipos de vinos se harán utilizando los mismos sistemas de producción de vinos secos, con la posibilidad de detener la continuidad de su fermentación, encerrando azúcares excedentes. También se puede partir de vinos secos a través de la edulcoración con mostos concentrados rectificados.

 

Características del vino

Según los propios estatutos del Consejo Regulador, el grado de alcohol adquirido del vino de Cariñena es de 9 por 100 vol. como mínimo. La acidez total mínima es de 4,5 gramos por cada litro. La acidez volátil (máxima) es de 0,8 gramos por cada litro. En cuanto al color del vino tinto de Cariñena este destaca por su limpidez manteniendo un correcto sabor según las características fijadas en el Manual de Calidad de la DO Cariñena.

Quizás también te interesen estos otros vinos

Vinos del Priorat

Estos son los vinos del Priorat mejor valorados por los críticos, en nuestra colección podrás comprarlos al mejor precio online

Vinos de Rueda

Descubre los mejores vinos de Rueda y sus diferentes variedades, rueda superior, el rueda blanco o sus vinos espumosos

Vinos de la Rioja

Los vinos de Rioja mejor valorados por críticos y consumidores, vinos de las mejores bodegas riojanas

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad personalizada. Para más información visite nuestra Política de CookiesAceptar